Gestores de contenidos VS. software libre

Gestores de contenidos VS. software libre

Hoy en día existen numerosos productos de software libre para gestión de contenidos, tanto de propósito generalista (WordPress, Joomla, Drupal) como más especializados (ecommerce, elearning, redes sociales, blogs, publicación de vídeo, wikis, foros…).

Si bien todos estos productos ofrecen importantes ventajas tienen también sus puntos débiles que les impide ser la mejor elección para todo tipo de proyectos. Es nuestra opinión que en determinadas ocasiones se abusa del uso de estos CMS (Content Management System) estándar sin que ello suponga ventajas importantes (ni siquiera en coste) y sí una serie de inconvenientes.

La alternativa a un CMS de código abierto para ciertos proyectos puede estar en un gestor de contenidos hecho a medida mucho más simple y eficiente. La línea divisoria entre unos y otros tipos de proyecto, no obstante, es difícil de trazar con exactitud, por lo que nos limitaremos a enumerar ventajas y desventajas de cada opción sin ánimo de ser completamente exhaustivos.

Ventajas de un gestor de contenidos a medida vs. un CMS estándar

En una mayoría de los proyectos de web corporativa y otros tipos de sitios web un gestor de contenidos simple y a medida es preferible a un CMS de código abierto por una serie de motivos.

  • Eficiencia: El alcance tan amplio y generalista de los CMS estándar provoca que sean un software complejo y a menudo relativamente lento. Un gestor de contenidos sencillo y a medida pueden conseguir mejoras drásticas en la velocidad del sitio web y un ahorro de tiempo en los trabajos de actualización de contenidos.
  • Uso muy simple, con la funcionalidad justa y necesaria pensada para mantener el contenido dinámico de cada proyecto individual. El tiempo de aprendizaje de la herramienta se reduce drásticamente.
  • Adaptabilidad: Para muchas funcionalidades podemos reprogramar o añadir partes del gestor de contenidos sobre lo ya desarrollado para cada proyecto, de forma mucho más barata y eficiente que partiendo de un software complejo que tenga que valer “para todo” desde un principio.
  • Seguridad: Si bien un CMS de código abierto suele tener un gran equipo de programadores detrás también es cierto que por su popularidad y por su código fuente abierto son puestos a prueba con muchísima mayor frecuencia. Su popularidad provoca también que sus agujeros de seguridad se conozcan y sean explotados en un ámbito mucho más amplio.
    Los gestores de contenidos a medida no están libres de los mismos problemas de seguridad y no cuentan con los mismos recursos humanos para su mejora y mantenimiento, si bien su ámbito más restringido y su mayor simplicidad los hace a priori menos expuestos y menos susceptibles a los ataques más estandarizados. Esta misma simplicidad también provoca que la recuperación una vez se produce el ataque resulte una tarea más simple.
  • Coste de mantenimiento: El coste de mantenimiento de un CMS es superior debido a la mayor complejidad del software y su mayor exposición a los ataques maliciosos a gran escala más comunes.

Ventajas de un CMS estándar

Los CMS también tienen sus puntos fuertes, nos puede interesar un CMS como pueden ser WordPress, Drupal, Moodle o Prestashop ante determinadas situaciones:

  • Los contenidos dinámicos conforman la gran parte del sitio y, o bien no son tan especializados que se puedan servir desde el CMS sin grandes adaptaciones, o bien existen soluciones asequibles o de software libre que extienden el CMS de forma satisfactoria para nuestras necesidades.
  • Adaptabilidad: El proyecto posee ciertas funcionalidades más o menos complejas que ya han sido solucionadas en forma de módulos para uno de estos CMS y están disponibles como software libre o a un precio asequible. En estos casos un desarrollo a medida para estos módulos podría llegar a superar incluso el coste contemplado para el proyecto.
  • El proyecto es de cierto tipo para el que existe un CMS especializado y configurable, como pueden ser un blog (WordPress), un sitio de e-learning (Moodle) o una solución de comercio electrónico (Prestashop, Magento). En estos casos el optar por un desarrollo propio es generalmente un gran error.
  • Seguridad: Este tipo de software se actualiza y mejora constantemente, por lo que podemos hacer la suposición de que los problemas de seguridad que aparezcan se irán solucionando en un plazo razonable. Por otro lado como hemos explicado anteriormente la gran complejidad, exposición y popularidad de estos productos y de todos sus módulos de extensión o plugins disponibles hacen que la seguridad total sea, hoy por hoy, algo inalcanzable. Este problema, no obstante, es algo que afecta a cualquier tipo de web o software online.
  • Estandarización: Una ventaja importante del uso de este tipo de productos es que construye nuestro proyecto sobre un estándar de facto. Si bien esto se puede conseguir también en cierta medida en los gestores desarrollados ex profeso mediante el uso de patrones de diseño y framewoks bien conocidos por los profesionales de desarrollo.
  • Queremos abaratar el coste del sitio web utilizando una configuración similar a la que el CMS propone de serie, o bien queremos utilizar una plantilla prediseñada por ser el coste una limitación muy importante. El ahorro en este último caso suele ser mucho menor del que puede parecer debido a que las plantillas siempre requerirán una adaptación a la imagen corporativa del cliente. Otro inconveniente es que generalmente el resultado es de una apariencia correcta pero de web del montón, lo que en un sitio corporativo es un inconveniente importante.

Volver